Solidaridad con equidad como valor inmutable



Seguridad Social

Por Dr. José Luis Domenech

Obligatoriedad en la afiliación y el aporte, son el fundamento del sistema creado por la Ley 6.728.

Nuestra Caja, creada por Ley 6.728, es una entidad de "derecho público no estatal", como han sido calificadas por la ley, la doctrina y la jurisprudencia -prácticamente sin fisuras- aquellas personas jurídicas que tienen su génesis en la voluntad del legislador y ponen en ejercicio una función propia del Estado -otorgar los beneficios de la Seguridad Social, a los que se refiere el Art. 14 bis de la Constitución Nacional- a pesar de no formar parte de su estructura.

Ello fue avalado por la reforma de 1994, cuyo Art. 125, 2° párrafo, otorga rango constitucional a las Cajas para Profesionales. Pero ya antes, en virtud de lo dispuesto por el citado Art. 14 bis, y en razón de que las provincias ejercían el poder de policía sobre las actividades profesionales, aquellas Cajas eran reguladas por leyes locales. En consecuencia, el art. 125 no hizo más que mantener una atribución que ya tenían las provincias y reconocerla, en la misma dirección, a la Ciudad de Buenos Aires.

La Suprema Corte de Neuquén ratificó, en reciente fallo, que "no resulta procedente la interpretación gramatical que pretende otorgar al término "conservan" la virtualidad de excluir la clara potestad provincial sobre la materia." Agrega luego que “de acuerdo a una interpretación constitucional que respete las potestades de las provincias (amplias y residuales) y el federalismo de concertación estatuido por el constituyente, aquello que refiere el término "conservan" es a la potestad o facultad constitucional de mantener o crear cajas y no a las cajas mismas, negándoles la potestad de crearlas en lo sucesivo." Concluye que "se trata de una previsión constitucional que, en modo alguno puede interpretarse con el resultado de conculcar las potestades que en la materia ya se encontraban establecidas y que no pueden entenderse cercenadas luego de la reforma constitucional de 1994."

Por su parte la Ley 24.241, que regula el régimen integrado de jubilaciones y Pensiones en el orden nacional, nos confiere -como a todas las Cajas de Profesionales del país- el carácter de Caja sustitutiva, o sea de afiliación obligatoria, en este caso para los profesionales de la salud que ejercen su profesión en forma independiente en nuestra provincia.

En los últimos tiempos, al parecer en forma concertada y con finalidades que no parecen responder precisamente a los intereses de los profesionales comprendidos, en varias provincias se viene cuestionando este fundamento constitucional. Se ofrece a cambio el espejismo de un sistema integrado al "monotributo" nacional, de aporte significativamente inferior y, obviamente, insustentable en el tiempo; una caja de fantasía a la que se ponga poco y de la que, mágicamente, se obtendrá mucho. Esto no puede garantizar más que el desmedro de los supuestos beneficios. En esencia, se pretende demagógicamente desalentar la cultura de la previsión social a cambio del pagadiós de una jubilación sin aportes.

Uno a uno van siendo judicialmente rechazados estos planteos con los fundamentos comentados.